Volver a Libros
¡Oferta!

Roque Marrapodi. Una historia de alto vuelo

$650.00

Autor: Ángel «Kelly» Contela

Se puede retirar también por Caballito (zona parque Rivadavia)

Agotado

Categorías: , Etiqueta:

Descripción

No se sabe bien por qué, pero los apellidos de ciertos jugadores de fútbol de los años ‘30, ‘40 y ‘50 lograron instalarse definitivamente en la memoria colectiva de los argentinos, aun cuando casi no existen registros fílmicos de sus actuaciones y cada vez son menos los hinchas-testigos que pueden evocarlos con cierto detalle. La gente no sólo recuerda que Marrapodi fue futbolista, sino que específicamente fue arquero. Y uno de los mejores en lo suyo. En una época caracterizada por la abundancia de guardametas sólidos como Amadeo Carrizo, Mirko Blazina, Rogelio Domínguez, Miguel Rugilo y Julio Cozzi, entre otros, no resultaba sencillo convertirse en el arquero titular de un equipo de la Primera División de la AFA.

Marrapodi jugó 438 partidos oficiales: 39 en Rosario P. Belgrano (1947-48), 274 en Ferro (1949-55 y 1961-65), 50 en Vélez Sarsfield (1956-59), 25 en Temperley (1960) y 46 en Arsenal (1966-67). También atajó en 2 partidos del combinado de la Liga del Sur (1949) y en 2 de la Selección Nacional (1954-55). Tras retirarse como arquero, fue director técnico de Sporting (1968-69), Rosario P. Belgrano (1970) y All Boys y Deportivo Morón (ambos en 1971).

La trayectoria de Marrapodi en Ferro fue tan exitosa que, aún en la actualidad, es considerado como el mejor arquero que tuvo ese club. Sus atajadas fueron tantas y tan espectaculares que, décadas más tarde, sirvieron de inspiración para el tango El Flaco Marrapodi, de Rafael Nicolau, los poemas Marrapodi, de Juan José Caruso, y El de las rodilleras, de Felipe Ibáñez, e incluso llegaron a formar parte del cuento Los nombres, del genial Roberto Fontanarrosa.

Y quizá es por eso que los reconocimientos siguen, uno tras otro, a casi 45 años de su retiro y 19 de su fallecimiento.

Información adicional

Peso 0.40 kg